¿Porqué son importantes las políticas de seguridad en la información?

La amplia mayoría de empresas y organizaciones que operan en la actualidad han llevado a cabo un proceso de digitalización de sus bases de datos. Por ello, implementar unas buenas políticas en la seguridad de la información se hace más necesario que nunca.

La normativa tanto nacional como europea, establece una serie de derechos para los usuarios y administrados. Entre estos derechos se encuentran los de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de datos realizado.

Su utilidad se encuentra totalmente relacionada con el uso que tienen que hacer los técnicos u operarios en las diferentes subestaciones de telefonía.

Para poder abarcar todas las actividades, la aplicación está organizada en módulos que resuelven la gestión del ciclo de vida de estos emplazamientos, siendo utilizada por usuarios internos (distintos departamentos) y externos, ( contratas y subcontratas).

Entre los distintos módulos se han generado las sinergias necesarias para mejorar los datos disponibles y la gestión de los mismos, de la misma manera que se han generado integraciones con plataformas externas.

Obligaciones para las empresas

Además de garantizar los derechos ARCO, las empresas, en especial aquellas que operan en internet, tienen muchas más obligaciones.

  • Los sitios web deben mostrar transparencia, informando de quien es su titular, el domicilio social al que puede dirigirse el consumidor y los canales de comunicación para posibles reclamaciones. Toda esta información se suele mostrar en las páginas de aviso legal, política de privacidad y cookies

  • Cada formulario en la web que recabe datos personales deberá especificar quien es el responsable de tratamiento, en su caso el encargado, que categoría de datos se recaban, y con que fines.

Seguridad en la información

Plan de contingencias y política de continuidad de negocio

Toda organización que lleva a cabo tratamiento de datos, bien como responsable o como encargado, debería llevar un registro de actividades de tratamiento y un plan de políticas de contingencia y continuidad de negocio.

La legislación solo obliga a generar estos documentos en determinados supuestos, sin embargo, su implementación constituirá un valor añadido para los clientes y proveedores.

Contraseñas

No hay que olvidar que una cadena siempre se rompe por su eslabón más débil. Hasta hace poco tiempo, en la mayoría de las empresas las contraseñas eran el eslabón más débil de las políticas en seguridad de la información.

Una buena política de contraseñas ahorrará mucho dinero y constituirá un medio de prevención seguro contra amenazas y ataques. Si necesitas generar contraseñas seguras puedes usar nuestra aplicación gratuita.

Delegado de protección de datos

Si tu organización se encuentra dentro de los requisitos exigidos por el Reglamento Europeo, te verás en la obligación de nombrar un DPD (Delegado de protección de datos).

El Delegado de protección de datos, puede ser interno (un miembro del personal de la organización) o externo. Debe tener formación jurídica y el suficiente conocimiento de entonos informáticos para ofrecer el asesoramiento que la organización necesite.